Fecha: 15/10/2015

EEAD participa en un consorcio europeo que desarrollará bioplásticos para su uso en la agricultura

El proyecto de investigación Multibiosol cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros y tendrá una duración de 3 años.

El plástico se ha convertido en un elemento fundamental para la agricultura. Sirva como botón de muestra el siguiente dato: en Europa y en este sector se usaron más de 500.000 toneladas métricas de film plástico durante el año 2013. Este material se usa habitualmente, entre otros usos, para el embolsado de frutas, protegiéndolas de insectos y larvas, o para cubrir los suelos de cultivo para ahorrar agua y evitar la nascencia de malas hierbas (mulching). Sin embargo muy pocas veces se recicla, lo que supone un problema ambiental, que se agrava cuando tras su uso se decide quemarlo o enterrarlo.

El proyecto Life+ MULTIBIOSOL

Para dar solución a este reto ambiental y tecnológico un consorcio de entidades europeas presentó el año pasado la propuesta MULTIBIOSOL, que la Comisión Europea, a través del programa Life+, ha aprobado este mes.

El proyecto, que está liderado por AITIIP Centro Tecnológico, pretende dar respuesta a este problema mediante el desarrollo de un nuevo film bioplástico, esto es, cuyo origen sea orgánico (no basado en petróleo) y que además sea biodegradable para no perjudicar el medioambiente.

Este bioplástico tendrá además funcionalidades específicas y a la carta, como por ejemplo aportar a la tierra sobre la que se coloque ciertos oligoelementos necesarios. Además del film para mulching, también se desarrollarán bolsas para embolsado de frutas y los respectivos clips o cierres.

Los socios del proyecto

AITIIP Centro Tecnológico lidera este proyecto, que cuenta con siete socios en total, de tres países distintos. Además de liderar también se encargará de la fabricación gracias a su experiencia acumulada en plásticos y bioplásticos.

El proyecto cuenta con la participación de la Estación Experimental de Aula Dei (EEAD-CSIC), instituto de investigación perteneciente al Área de Ciencias Agrarias del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La EEAD-CSIC se encarga de dirigir las pruebas de campo de los productos MULTIBIOSOL en pre-cosecha. Estos ensayos incluyen la preparación o selección de plantaciones frutales, la siembra, propagación y reproducción a partir de semillas en el caso de las especies hortícolas. Las plantaciones experimentales con Multibiosol serán estudiadas con detalle en términos de crecimiento vegetativo y producción, para detectar pequeñas modificaciones debidas a la aplicación de los plásticos biodegradables.

Otras instituciones aragonesas participantes en el Proyecto son Cooperativas Agro-Alimentarias de Aragón (CAA) y el Parque Científico Tecnológico de Aula Dei (PCTAD). La cooperativa aportará el conocimiento y experiencia del sector agrícola, mientras que el PCTAD se encargará de analizar y validar los efectos beneficiosos sobre los productos tras la cosecha.

También formará parte del consorcio la consultora barcelonesa Transfer Latin Business Consultancy, enfocada a las tareas de comunicación de resultados y promoción.

La participación internacional se completa con el laboratorio italiano Laboratori Analisi e Ricerche in Chimica Applicata (ARCHA), quien certificará la biodegradabilidad y realizará estudios de ciclo de vida; y la empresa belga GroenCreatie, que aportará su experiencia en el desarrollo de films biodegradables.

Los resultados del proyecto, el film y las bolsas, serán probados en condiciones reales en Aragón, Francia y Bélgica, siendo sometido a distintos climas y cultivos. Se espera que este bioplástico sea económicamente competitivo, pero sobre todo respetuoso con el medioambiente.

El programa Life+

El Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) es el instrumento financiero de la Unión Europea dedicado al medio ambiente para el periodo 2014-2020. Su objetivo general se basa en catalizar los cambios en el desarrollo y la aplicación de las políticas mediante la aportación de soluciones y mejores prácticas para lograr los objetivos medioambientales y climáticos, así como mediante la promoción de tecnologías innovadoras en materia de medio ambiente y cambio climático. Debe apoyar, así mismo, la aplicación del Programa General de Medio Ambiente de la Unión hasta 2020 “Vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta”.
 

Ficheros: