Fecha: 30/09/2019

Entrevista a Ernesto Igartua en 'Del Campo a la Mesa'

Juan Barbacil, presentador del programa 'Del Campo a la Mesa', espacio producido por RNE  en colaboración con la Alianza Agroalimentaria Aragonesa , entrevistó el pasado 12 de septiembre a Ernesto Igartua, investigador científico del CSIC, responsable del Grupo de Investigación de la EEAD "Genética y Desarrollo de Materiales Vegetales" ►

En la entrevista, el Dr. Igartua señaló cómo incluso en sociedades ricas y avanzadas, donde el consumo de alimentos es muy variado, los cereales constituyen casi un tercio de las calorías que consumimos. Es necesario por tanto prestar atención a estos cultivos y, efectivamente, los cereales están en la vanguardia de los grandes avances en investigación que se dan hoy en día en biología, en genética y en genómica.
Fruto de esta investigación, en cereales, se dan tasas de incremento de productividad por Ha. y año de entre 20 y 200 kg. Aunque como señala Igartua, la tasa de incremento de productividad en cereales depende de las zonas; en la zona mediterránea, la variabilidad del clima hace que los cultivos, expuestos a sequías, heladas, golpes de calor, e innumerables desastres naturales, deban ser especialmente resilientes, y en estas condiciones, el avance genético es más costoso.
En el Norte de Europa, con climas más estables, más predecibles, es más fácil conseguir avance genético. Los avances que se hagan en países del Norte, como Alemania o la zona de Escandinavia, no son trasladables a nuestra zona climática. Debemos redoblar esfuerzos propios en investigación para asegurar la producción de cereales, el mayor pilar de la seguridad alimentaria. Para ello, el Dr. Igartua demanda un mayor esfuerzo en investigación en España –en general– y en particular en el sector de los cereales.

Durante la entrevista Igartua resalta propiedades organolépticas y saludables de los cereales: la avena tiene la etiqueta de saludable, y lo es. Sin embargo la cebada no lo es menos; en algunos aspectos incluso más: Los betaglucanos, fibra que contiene la cebada incluso en mayor proporción que la avena, la hacen un alimento cardiosaludable; Agencias de Salud Europea, Canadiense y Estadounidense así lo establecen, otorgando el marchamo de cardiosaludable a la fibra que contienen tanto la cebada como la avena. Son y debemos considerarlos alimentos cardiosaludables.

¿De qué formas consumimos cebada? La cebada se consume en la cerveza, por supuesto. Pero cada vez se consume más en cereales de desayuno y en pan (normalmente mezclada con otros cereales). En Aragón se está haciendo pan con el bagazo de la malta (residuo de la producción de cerveza), y también se hace pan directamente con cebada, normalmente mezclada con trigo.
Igartua subraya cómo con no mucha cantidad de cebada que comas estás consumiendo una proporción muy alta de fibra, sugiriendo platos como el rissotto de cebada, con cebada desnuda, una delicia y un aporte fantástico de fibra.

La entrevista está disponible en la web de RTVE, A la Carta

Leer en www.eead.csic.es la entrada «La obtención de cebadas resistentes al cambio climático, objetivo de la EEAD-CSIC»

Juan Barbacil, con Ernesto Igartua (EEAD-CSIC), e Iván Trasobares, del Restaurante Bodegón Azoque

 

Ficheros: