Fecha: 01/10/2019

La EEAD inicia un nuevo proyecto para la predicción de demandas de agua en la agricultura de regadío financiado por la Fundación Biodiversidad

El grupo de Erosión y Evaluación de Suelo y Agua (EEAD-CSIC) inició el pasado mes de julio el proyecto “Medidas de adaptación al cambio climático en la agricultura de regadío combinando predicciones de demanda de agua basadas en el comportamiento de los agricultores, condiciones hidro-climáticas y modelos de gestión de recursos hídricos”, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad , del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la convocatoria de ayudas para la realización de proyectos en materia de adaptación al cambio climático 2018, y con una duración de dos años.
El objetivo principal del proyecto será desarrollar una herramienta de predicción de la demanda de riego que integre, en un modelo de gestión, el comportamiento de los agricultores y las condiciones hidro-climáticas para lograr una gestión de los recursos hídricos disponibles más eficiente. Dicha metodología se implementará en colaboración con la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón  y la Confederación Hidrográfica del Ebro .
La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón es actualmente el sistema de regadío más grande de España y de la Unión Europea y el sistema de recursos hídricos del cual depende, las cuencas de los ríos Gállego y Cinca, se encuentra al límite de su capacidad. Además, el cambio climático afectará de manera notable al balance entre oferta y demanda de recursos hídricos de la región. Por un lado, reduciendo la disponibilidad de agua, principalmente en las cabeceras pirenaicas del Gállego y el Cinca. Por otro, aumentando la demanda de agua, especialmente de la agricultura de regadío.
Una gestión eficiente del balance oferta-demanda en sistemas de recursos hídricos con grandes demandas agrícolas será clave para la sostenibilidad a largo plazo de estos sistemas. Disponer de herramientas que sean capaces de prever la demanda de agua en la agricultura para realizar una adecuada evaluación del balance en sistemas cuya capacidad se encuentre al límite o incluso sobrepasada supone, por tanto, una gran ventaja, principalmente por la gran incertidumbre asociada al término de oferta de agua. La mejora en las predicciones estacionales de la demanda de riego y su aplicación consensuada en sistemas de gestión de recursos hídricos permitiría mejorar el proceso de toma de decisiones y la resolución de conflictos en épocas de escasez, previsiblemente más frecuentes en el futuro.
El proyecto se enmarca en la línea de trabajo actual del grupo de Erosión y Evaluación de Suelo y Agua sobre adaptación al cambio climático en los Pirineos iniciada con los proyectos PIRAGUA  e INNOMED , actualmente en ejecución.

 

Ficheros: