Fecha: 12/01/2021

Seminarios_EEAD: Rayos cósmicos para medir la humedad del suelo, frenar la erosión y aumentar la resiliencia al cambio climático

Conferenciante: Leticia Gaspar Ferrer (Estación Experimental de Aula Dei EEAD-CSIC, Departamento de Suelo y Agua, Grupo de Erosión y Evaluación de Suelo y Agua, EESA) 
Título: Rayos cósmicos para medir la humedad del suelo, frenar la erosión y aumentar la resiliencia al cambio climático.

Fecha y hora: Jueves 28 de enero de 2021, 12:00 h.

Posibilidades de asistencia: presencial o a distancia

Lugar: Salón de Actos de la EEAD (máx. 10 personas)

Para asistir presencialmente, las personas interesadas deben solicitarlo enviando un mail a esta dirección de correo @ desde donde se confirmará la posibilidad de asistencia en función de la disponibilidad de plazas.

Para asistir a distancia, se ha habilitado una sala virtual (vía Conecta.CSIC), a la que se podrá acceder en este enlace
(URL: https://conectaha.csic.es/b/ana-flk-iaz-eyv)

 

Resumen:

La humedad del suelo controla los procesos hidrológicos en los sistemas naturales y agrícolas. Una comprensión clara de su dinámica temporal y variabilidad espacial es esencial para controlar los procesos de degradación del suelo, la gestión del riego y la eficiencia del uso del agua. Los efectos del cambio climático y el crecimiento de la población plantean importantes desafíos a la productividad agrícola, lo que requiere de la gestión eficiente de los recursos suelo y agua, especialmente en regiones subhúmedas y semiáridas.

Los métodos convencionales de medición y monitoreo de la humedad del suelo proporcionan datos puntuales precisos pero con limitaciones tanto espaciales para cubrir grandes áreas, como de instalación en campos agrícolas debido al laboreo y la gestión de la tierra. El sensor de neutrones de rayos cósmicos (CRNS) es una alternativa fiable y robusta que ofrece muchas ventajas para superar estos desafíos operativos y permite conocer el estado de humedad del suelo midiendo los neutrones que llegan a la tierra propulsados por los rayos cósmicos procedentes del espacio. Las principales ventajas del CRNS son su gran huella horizontal (decenas de hectáreas) y la profundidad de penetración (llegando a la zona de las raíces en la mayoría de los casos). Esta técnica no invasiva y de fácil transporte permite cubrir el vacío de información espacial y temporal de humedad de suelo existente entre los datos puntuales obtenidos con sensores de campo y la información proporcionada por los sensores remotos que ofrecen índices de humedad que cubren mayores superficies pero con una baja resolución.

La obtención de datos espacialmente distribuidos en variedad de agrosistemas y la posibilidad del monitoreo en continuo de la humedad del suelo facilita la generación de registros de humedad del suelo para i) evaluar cómo el contenido de agua afecta a los procesos de escorrentía, movilización y pérdida del suelo, y ii) ayudar en la toma de decisiones del manejo y gestión del agua en agricultura; todo ello con el objetivo de generar resiliencia frente al cambio climático y garantizar la seguridad alimentaria.

 

   
     
   

Ficheros: